Toroide: coherencia, neutralidad y paz-ciencia

toroid

“Somos sonido, luz, color dando forma a la materia. Nuestra realidad es co-creada y sostenida por el estado de frecuencia de nuestra naturaleza vibratoria.

Cuando vamos haciendo trabajo interno , talleres de autoconocimiento, terapia  o aprendiendo a trascender las experiencias que nos marcaron vamos liberándonos de más densidad y aligerando el peso de los conflictos, vínculos insanos y de antiguas situaciones emocionales.

Podemos ir pasando de vivir conduciendo el utilitario de una realidad mas densa y arcaica al vivir en estado de separatividad y supervivencia. Podemos elegir ir desprogramándonos de ellas y aprender a conducir el cochazo de nuestra mas elevada realidad y línea de vida, en unicidad, realización y servicio.

Eso no implica que dejemos de vivir conflictos biológicos y de usar de modo automático e instintivo el cerebro arcaico y de modo emocional el límbico… ambos ejes preservan la vida pero iremos aprendiendo a integrar aprendizajes, destrezas y herramientas que nos traduzcan los mensajes del cuerpo, emoción, mente, el cerebro triuno (reptiliano, límbico, neo córtex) para vivir mejor y más realizados.

Nuestras acciones, pensamientos (eléctricos) y emociones (magnéticas) y son sostenidas en  el toroide de nuestro campo psicobioenergetico. Cuando hay incoherencia, estrés, juicio, rabia, tristeza, miedo, frustración…por muy antigua que sea la experiencia, sigue presente para nuestro cerebro de la cabeza, en el cerebro de nuestro intestino y también en el cerebro del campo electromagnético de nuestro corazón,  todos entran en caos.

El corazón es sensible  a todo los que nos rodea y nuestro entorno recibe la información energética contenida en nuestro centro cardiaco. Es algo instantáneo y pre cognitivo, el circuito del cerebro del corazón es el primero en tratar la información que tras instantes pasará al cerebro de la cabeza.

Este es 5 mil veces más intenso que el campo electromagnético del cerebro y se extiende alrededor del cuerpo unos 3 metros. Cambia en función de nuestro estado emocional. El corazón del que todas las tradiciones sanadoras ancestrales ya hablaban como la llave a nuestro potencial multidimensional es avalado por las investigaciones científicas como el más potente de todos los órganos del cuerpo.

Todos esos toroides con vibración similar crean la realidad de esos campos de energía: la individual, la colectiva, la temporal, la planetaria, la universal…todo está interconectado manteniendo los bucles, espiral del campo toroidal.

La coherencia sentir/pensar/hacer, la neutralidad y la paciencia manifiestan una realidad acorde al nivel de conciencia de cada individuo.

El eje de cada ser queda alineado pues siente, piensa y actúa en congruencia centrado en el corazón, en pensamientos elevados y emociones positivas.

A mayor juicio, a mas dinámicas del triangulo victima/salvador/verdugo, mas densidad y menos liberación del pasado emocional, a mas obsesión y rumiación de los conflictos pasados ​, que por mecanismo del cerebro siguen re actuándose para ser solucionados, menor flujo toroidal. Es así debido al peso del pasado emocional impreso en nuestro campo psicobioenergetico y a la consiguiente experiencia de separación y tiempo mantenido bajo la ilusión de pasado-presente-futuro. Las emociones crean campos de memoria densos, estructuran una red de tiempo lineal y de separación…a mayor densidad mas se instaura esa percepción de la realidad en el propio campo electromagnético…y más de lo mismo seguimos atrayendo.

A más amor menos miedo y mas se desvanece la impronta de los campos electromagnéticos y entramados de memorias más densos.

La luz fotónica tan presente ayuda a rasgar la ilusión de dualidad de la 3D:  bien-mal, tu-yo, aquí-allí, justo-injusto, pasado-futuro… Limpiamos los patrones de pensamiento densos y las huellas emocionales. Esos entramados de memorias traumáticas e intensas permanecen en los campos de toroidales personales y colectivos, los cuales alimentan y preservan dinámicas mas densas .

La neutralidad viene de la claridad y el discernimiento que genera vivir desde esa coherencia. Eso permite moverse no en tiempo lineal (presente, pasado, futuro) desde el que seguimos recreando partículas de realidad, sino materializar desde un modo más cuántico donde ser creadores responsables eligiendo entre infinitas por vibración y frecuencia colapsar las mas afines en ondas de realidad.

Eso va creando un campo  informativo de un individuo más atento, pleno presente y empoderado en el aquí y ahora, lleno de si, abierto, en flujo, vital y enérgico. Ese entramado psicobioenergetico memoriza todas sus experiencias en su toroide, y a más conocimiento de si, mayor integración de la sombra, más transparencia en su resonancia y mas claras elecciones y luz en su línea de tiempo.

A realizarnos como humanos divinos, al recordar nuestra verdadera esencia,  vivir en presencia, en reactivación de nuestra naturaleza Divina y adn multidimensional y a vivir en el tiempo no lineal. En definitiva en-carnar nuestras partículas de luz, nuestro Ser Superior en este plano de la materia”                                       Swaranita

 

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s