Milagros azul y lavanda:libertad

milagrosa

“Cada instante la vida nos habla con
esa voz profunda con la que late
detrás de los velos.
Cuando no queremos oír, ver, sentir
cuando nos negamos a nuestra
coherencia, corazón y esencia
ella la divina sabiduría sigue comunicando, mostrando, amplificando…

Aprendes a leer claro el lenguaje sagrado, instantáneo y sencillo esos símbolos, la metáforas y sincronías con las que la vida te informa a cada paso, a través de algo anodino, sencillo, del otro, de tu ser superior, guías, seres de luz, la divinidad…

Te entrenas en sentir como vibras, donde estás …y entonces solo te susurra…y sonríes. Descubres por sincronía y poesía tu sonido de ese momento.

El pasado noviembre paseaba por mi tan poco frecuentado centro de Madrid
Ese día la madre divina nos bendijo como suele hacerlo a cada instante con la alegría, la belleza, el arte, el disfrute, las flores…

Visitamos la exposición Faraón, 8 mil años de legado del inmenso territorio dinástico Egipcio condensados en el museo. Allí me conecté con Sirio,  con las enormes alargadas cabezas, semillas estelares, con el divino femenino y la alquimia, las escuelas de sabiduría, el legado de Isis…  Las iniciaciones de la Diosa,  Gran Madre, divino femenino fueron muchos siglos después sincretizados por otras civilizaciones y cultos incluido el cristianismo.

Al terminar la exposición fuimos a otra zona de la capital.  Paseando entre transeúntes, ruidos, trafico…espere a un recado de mi acompañante… en ese rato sola llegó tres veces el sonido de diversos viandantes,  en tres  momentos dijeron:” hoy es la Milagrosa”, “voy a la Milagrosa”… Ese sutil gps de  los guiños de los guías de luz y la divinidad se amplifico sintiendo el impulso y necesidad de una visita a esa iglesia y a su inmaculada guardiana! Esperé a entrar ambos y nos encantó, pese a que el tiempo de regreso a casa apremiaba.

Me sentí muy bendecida acogida en ese banco de la Iglesia, por esa alegoría del arquetipo de la Inmaculada. La unión interna, sagrada del principio femenino y masculino en cada ser. Nos habitan ambos principios generadores de vida; concebirnos internamente puros, conscientes, coherentes y luminosos…en conciencia cristalina, crística, búdica.

Sentada, recogida, feliz… oré sintiendo, dando gracias, en devoción a esos instantes sagrados que se dan sea cual sea el templo: una montaña, un museo, un café, otro ser, una capilla… Agradeciendo las bendiciones del evento estelar que anunciaban para el día 8 de diciembre sin darme cuenta que coincidía con la celebración de la Inmaculada!

Allí estaban los símbolos de la gran madre, del divino femenino, cómplices de ese estado meditativo…codificados como el de una de sus predecesora Isis:  Barcas, mantos azules como el Num y sus  estrellas del mar de la inexistencia. Abejas, lirios, rosas, coronas de estrellas, Virgo… señalando el sendero iniciático, la pureza desde la que ha de irlo atravesando el ser humano. Partimos desde el estado ego, supervivencia, separatividad hasta la conciencia de ser creadores de vida y realidad desde la Unidad, Amor y Mente superior.

Ayer…seis meses después, en ese tiempo boreal, bisagra…donde a veces como Cardea recorres hacia atrás el tiempo circular sobre las señales y pistas qua ya caminaste vuelves a reconocerla y completarla en tiempo presente.

Ayer con una gran artista y creadora, artesana, mujer tejedora de bendiciones, engarzadas con su enorme corazón y conexión con el espíritu.
Que bendice con su amor artesano en cada detalle, color, abalorio, cuenta, flor, caracola, cinta…

Ayer con Verónica y sus diseños, sus malvas y morados …lavandas transmutadores.
Ayer un collar de hada me llamó poderosamente, allí casi oculto, esperando,  como los grandes, sencillos y valiosos misterios de la vida, a ser desvelados…me acerqué…estaba junto a una gargantilla cruz…lo tomé un largo fino collar de cáñamo, cuentas y flores y el broche era…una medalla de la Milagrosa…mejor, llena de mas num que la que habría podido comprar aquel día de otoño en la Iglesia.

Así habla Dios, decía hoy Veronica

La Medalla Milagrosa fue creada tras unas apariciones marianas hace dos siglos. Mas símbolos universales (globo, serpiente, manto, doce estrellas,  una M grande de la que surge una cruz y debajo dos corazones en llamas. El izquierdo con espinas el derecho con una espada.

Simboliza una iniciación solar la de la libertad del discernimiento. La mente inmaculada y pura, liberada de la polarización. Cuando aparece este arquetipo de Madre María es una bendición, una enhorabuena por haber trascendido la polaridad entre luz  (unidad, compasión, empatía, visión global,  comprensión del otro ) y oscuridad (lo ilusorio, el anhelo individual, los engaños de la mente inferior y la ignorancia). Entre los principios femenino y masculino internos y sus cualidades y despolarizaciones.

El milagro se da cuando desde tu naturaleza humana has sido capaz con independencia de la situación,  personas y circunstancias irte elevado a octavas superiores guiado tu divino.
Ese concebirse inmaculado a uno mismo al entrar en la frecuencia de comunicación almica.
Percibes la milagrosa vida, su esencia comienza a inspirarte,  a  tomar el poder no desde el ego, la lucha, la negación, la imposición, la evitación, el ataque , el abuso, la deslealtad… sino desde tu mente superior búdica/cristica de Unidad… Tomas la visión del águila, trasciendes los vértices y elevas, alquimizas cualquier situación que estés atravesando.

La milagrosa es la tercera advocación mariana, te recuerda que el milagro es permitirse ser un puente entre tu faceta humana y la divina.

Inmaculado, concibes una mente limpia, purificada, que ya ha trascendido esos obstáculos. Una mente libre de lo ilusorio, lista para dar a luz desde la coherencia interna.

Aprendemos a descaminar, a ir mas allá de  de las emociones, del ego, las personalidades.

El milagro de la pureza de corazón nos lleva mas allá de nuestra verdad…y es ahí donde se unifica el ser.
Al vivir en unión interna con uno mismo.
En flujo como con otros tiempos, vida,  planos…
Esa comUnion interna conectados con el resto de seres y vínculos.

Nos hermanamos en gratitud y reconocimiento a otros reinos que están en este para que vivamos teniendo presentes ambas naturalezas la humana y la divina.”

 

Swaranita

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s