Los niños de nunca jamás…cuentes el secreto: Arboles tóxicos I

b91df052b2e07670dbc135c37a605e66

Cuando alguien llega con algún problema o conflicto a terapia o pasa por alguna complicación vivenciada en primera persona, con fuerte carga emocional y trauma, se ha de tener en cuenta no solo el núcleo sino ver entre líneas. Buscar entre las capas externas del mismo los hechos con esa carga que sucedieron en las generaciones previas… sensación de abuso de poder, de manipulación, de abandono, de mutismo, de perdida, de injusticia, de traición, de deslealtad, de invasión, de ultraje … será unas de ellas las que más pese al individuo pues todos traemos arboles y linajes tóxicos por sanar.

Hay asuntos vinculados a situaciones pasadas, hechos inconclusos disociados de la conciencia personal y familiar. Se transmiten inconscientemente de generación en generación. Intentan resolverse, pasando por ese linaje, por todos sus miembros ese programa, esa codificación.

Algunos miembros repararan ese legado disruptivo, que corta el hilo salubre que preserva la vida y mira hacia adelante. Si llegan a tener el suficiente trabajo con el sillar que es la conciencia…más allá de las dos vertientes del ego: espiritual o material… Ambos egos sin trabajo en la psique, el árbol, la herida y las creencias y valores limitantes no sirven de nada… pese a creerse con trabajo sobre uno mismo… En especial los casos del terrible ego espiritual que asola a muchas personas que solo pueden reaccionar desde el niño herido…porque el linaje toxico aun pesa más que su potencial de luz…porque la luz aun no acogió la sombra suya ni la familiar.

Van esos mensajes encriptados en la conciencia familiar se expresan a través de las generaciones como lealtad sistémica…porque ser fieles a esos mandatos preservaron la especie de ese linaje. Trabajar en terapia saca a la luz como el árbol realiza compensaciones o reiteraciones de situaciones que buscan una resolución.

Estos son algunos de ellos, iremos linkeando diversos capítulos…hoy el dedicado a los linajes llenos de mutismo, negación, evitación de la verdad…porque sobrevivieron gracias a guardar secretos que ocultaban verdades muy dolorosas.

LINAJES TOXICOS I: Árbol con secretos:

Este transgeneracional o meta genealogía trae secretos, asuntos ocultos, turbios, poco claros, mentiras, medias verdades, huidas, evitaciones, desconfianza, vanidad vs vergüenza, ocultación…

Los miembros de esa familia preservan esos comportamientos porque de guardar el secreto depende que sobreviva el árbol generación tras generación. Se taparan los oídos cada vez que alguien les venga con una gran verdad tangible …y eso será el principio del fin…el mensajero chivo expiatorio cual bacante dionisiaca será el detonante, la mecha que encenderá la pólvora para que algún miembro del linaje siga el rastro que lleve hasta aquello que su árbol calló y enmudeció en el psiquismo familiar. Llegara la resolución uno de esos miembros del árbol deja la vanidad, la negación y la evitación d ellos conflictos a un lado y es valiente para seguir la luz de la mecha hasta el origen, allí donde el árbol por vergüenza prohibió hablar, escuchar o ver algo

Puede tratarse de todo tipo de secretos inconscientes en la memoria toxica de todo linaje: incestos, violaciones, asesinatos, enfermos mentales, deficiencias, robos, apropiaciones indebidas, embarazos secretos, intercambios de niños, adopciones ocultadas, asesinatos, falsas paternidades, abortos provocados, desplazados en guerras, amantes o amores prohibidos, hijos ilegítimos, perdidas, ruinas, de posesiones, de estatus social, de hijos…

La familia encubre en el inconsciente esas situaciones traumáticas del pasado …y a mas tiempo pase llegaran a ocasionar mayores conflictos y síntomas entre quienes callan, intuyen, vergonzante e ignoran.

Esos secretos del linaje clamaran por ser desvelados, y a cada generación que pase mas se manifestaran y se magnificaran síntomas de eso que el árbol por lealtad sistémica sigue ocultando…está prohibido hablar: tartamudeo, mudez, sordera, ceguera (según nieguen lo que se prohíbe oír, hablar o ver), casamientos consanguíneos vs países lejanos, embarazos gemelares vs infertilidad, ruinas vs fortunas repentinas, impotencia/frigidez vs adicción sexual, lumbreras intelectuales vs déficits cognitivos sensoriales, enfermedades mentales …todas las soluciones (no hablar, no oír, no querer escuchar, enmudecer…) para no desvelar la verdad guardada a un secreto de tipo (sexual, monetario, posesiones, de niños…)

Ocultar trapos sucios enmohece el linaje, tiene efectos traumáticos. Son fuente de malestar, conductas extrañas y somatizaciones…la emoción pide salir…aunque justifiquen al atacar .y culpar a lo de afuera, al chivo que les dijo la verdad que niegan porque acogerla abriría las puertas a la sanación del linaje .

El lema de ese linaje es: “de eso no se habla”. El secreto es una verdad mezquina vestida de buenas intenciones, del silencio del que calla. En algún momento estallan esos secretos de familia y descongelan aquel día en el que eso vergonzante no debía saberse…y es un trance traumático que llegue a oídos de la sangre de su sangre.

Temas tabúes escondidos y consentidos por la psique de todo linaje toxico… hechos que atenten contra la buena imagen social, educativa, personal, familiar… Provocan tanta vergüenza que son guardados bajo llave… de nada sirve poner cerrojos o cerraduras , o nuevas llaves a su autoengaño y huida…a mas lo canden… menos confiaran…menos escucharan… menos se abrirán a otros… y en muchos casos acabaran siendo fagocitados entre ellos.

Antes o después aquella vergüenza que nunca pudo contar sale a la luz y estalla la desesperación en los miembros, ese hecho silenciado se presenta como un fantasma ante esos pactos de silencio, de desmentida cómplices de alianzas inconscientes entre los integrantes de la familia, donde se niega todo.

Los terapeutas recomendamos ir construyendo la verdad poco a poco, reparándola de esa desaptación sobre la se construyen todos los linajes para sobrevivir, protegerse y como mecanismos de defensa del ego. Esas familias de salvarse a través de los secretos no están capacitadas para escuchar o para ver o para hablar… la verdad tan guardada bajo llave surge de golpe, malestar, negación, evitación, ataque, manipulación…serán los mecanismos de defensa. Las secuelas son tan potentes como los secretos que esconden, cuya vergüenza matan la vanidad, la conciencia y la posibilidad de ser uno mismo

Quienes conviven con un secreto en su psique inconsciente pueden sufrir rigidez de pensamiento o exceso de permisión, sobreprotección, victimismo o abuso de poder o manipulación . A los agentes externos al árbol los consideraran una amenaza …y más cuando esa persona, amistad, colega, pareja les de la llave de su confianza y aceptación por lo que son, sin juicio, en amor sin medida … de base pensaran que ese ser algo oculta…algo quiere… como proyección a su propio secretismo y sensación inconsciente de indignidad.

En la primera generación un hecho vergonzante es un ‘no dicho’, ni siquiera es puesto en palabras en la segunda generación se convierte en un ‘secreto de familia’ y en la tercera en ‘un impensable’, es decir que en esas cosas no podemos siquiera pensar”

Así como los sucesos inconclusos y las verdades no dichas transitan a través de los “vínculos transgeneracional”, a los cuales se les describe como “lazos inconscientes por donde circula de manera involuntaria la información familiar silenciada”

Poner fin a un secreto  familiar de generaciones significa abrirse a la verdad que duele y se niega… El linaje ante uno o varios de sus miembros en su reacción desmesurada indica ese dolor que esconde la verdad… Darle un lugar en la conciencia personal y de la familia … darle espacio a ese ser inocente que fue negado del árbol y se ocultó bajo la llave de la vergüenza y la vanidad transgeneracional su verdad.

Ir a esa memoria, darle su lugar, honrar su dolor, hacerlo visible, darle espacio para ser adulto y no un niño del país de nunca jamás en la memoria del linaje… será el acto de más amor hacia uno mismo… hacia la sistema familiar y el mayor acto de conciencia, que no espiritualidad, más allá de buscar chivos expiatorios en quienes les acercaron al doloroso regalo de la verdad que liberará su árbol…quizás el de ambos porque quien necesita la verdad, también viene de otro árbol… seguiremos detallándilos todos”

Swaranita

Swaranita

 

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s