La belleza y lo sublime

“Una escena sublime de la naturaleza que se desarrolla ante nosotros, muchas veces nos produce el efecto de anular la voluntad para mantenernos en disposición puramente contemplativa; pues, de igual modo, ante la catástrofe trágica nos desprendemos hasta de la misma voluntad de vivir. El campo de acción de la tragedia es el aspecto aterrador de la vida, ofreciéndonos el espectáculo de la miseria humana, el reinado del error y del azar, la pérdida del justo, el triunfo de los malvados; contemplamos, pues, todo aquello que más repugna a nuestra voluntad en el sistema del mundo. Este espectáculo nos conduce a apartar la voluntad de la vida, a no amar a ésta ni a desearla”.                           Nietzsche

C02_0631_backcountry_bathroom_basics_lg.jpg

 LA BELLEZA Y LO SUBLIME

El segundo más hermoso trabajo tántrico al que me llevó uno de mis maestros hace una década fue elegir un compañero y salir todos de la sala a la tierra y a observar y mostrarnos por parejas lo feo, la mierda, lo sucio, desperdiciado, lo dañado, lo defectuoso… Como buscadora de belleza y sensibilidad de inicio me enfadé y frustré, me preguntaba : ¿donde está la belleza del resto de trabajos tántricos?. Me costó por mi huida hacia lo bello, a eros evitando a tánatos, por mi inercia a ser positiva y al no juicio…pero ahí, ese día, sólo discerniendo la mierda entre belleza , contemplándola descubrí lo sublime.

Aú me queda por aprender…a más ame los momentos de mierda, más sabré desaparece de lo que ya no sirve, más cortito escribiré,  más criba haré, o más cagadas cortitas haré, más viajare a lo sencillo¡

“Un mundo de mierda”…decía hace poco un ser extraordinario al que mi aprecio, amor y admiración no defino en sus infinitos talentos porque nunca conocemos al otro sólo lo sentimos.

Cuantas veces nos vemos  atrapados como un beatnik en la tragedia de lo social, lo artificial, lo sistémico, las leyes de los hombres, la civilización….Esa vida real no es un arte-facto, sino un devorador de tiempo lineal, de sueños. Un amplificador de nuestra sombra, miserias y guiones.  Aplasta y lleva a la deriva con sus cantos de sirena. La brújula estamental es un implante para no encontrarse nunca.

Empezamos temprano a evitar, temer, adorar, luchar, o acoger… el sistema. A extrapolar y a sobre compensar y dolernos del asfixiante conformismo de un mundo uniformista, sin meta valores, congruencia, ni ética. Adictos o temerosos del eje placer/dolor, esclavos y estancados en la supervivencia.

A veces la vida muestra que aún despiertos entre tanta anestesia existencial, sin querer ni saber cómo, sin criba, ya estamos trágicamente formando parte del excremento y engranaje de los obsoletos, decadentes paradigmas social, económico, educativo, religioso, científico y político.

Hablo de vidas de montaña rusa, suspendidas en su materia densa, dual, cubica, rígida…
Hablo de etapas de sentirse que no hay timón para el rumbo y viento de tus velas.
Hablo de la puerta oficial de sistema cucaracha como lo llama otro hombre sabio de mi entorno donde naces, creces, re-produces y mueres.
Hablo de impotencia ante lo externo cuando tenemos un vergel interno y la capacidad de hacer igual de fértil la pérdida, el duelo … la vida.
Esas vidas tienen talento, la cualidad de brillar, no son flor de un día, tienen madurez, gracia, sensibilidad, empatia,humor y congruencia… y como han pasado por mucho pueden apoyar la evolución de la vida.

Que dice la naturaleza a las leyes y esfuerzos de los humanos, la muerte y la vida?

De lo primero que nos hablaría es de la muerte, lo inerte, la mierda, lo descompuesto…
Transformaría en humus para que sencillos nacieran nuevos hombres en amor a las estaciones y los maestros del aire, el fuego, la tierra y el agua.

Dibujarían los devas, los druidas, los geómetras y los magos que con equidad y discernimiento saben volver a alinear su orden y fractal en el caos.

Cantarían aquellos pájaros que como ellos aprendieron que se construye de adentro a afuera.

Se levantarían elementales, los espíritus del bosque y lagos helados para reflejarnos como seres artesanos, sabios y talentosos.

Se comunicarían con sus redes las raíces de los arboles, lo social de lo natural danza con la terceridad, establece vínculos. Maestros de la eficiencia, cooperación para manifestar cada ser su pasión, talento y sueño.

Cada ser humano es una semilla estelar y de la tierra.
La semilla alquimiza la muerte y renace en el vacío del oscuro y del silencio.
Si has vivido la tragedia (caído, sufrido traición, abandono, invasión, injusticia…) Y miras dentro de ti, solo o con apoyos y lees el sentido evolutivo de ese drama inesperado, intenso, solitario, sorpresivo y repetido, dispones de vías para salir de ahí. Sabes que es ley natural responder con habilidad y reencontrar tus recursos y capacidades.

Ver, oler, sentir entre mierda …es una experiencia catártica de como atravesar el dolor,  a veces es solo cuestión de silencio, tiempo y soledad. De soltar, de dejar ir tristezas, enfados y angustias y poco a poco ser de nuevo dichosos en aceptación. De ser biológico y permitir el proceso de renacer entre mierda más rápidos, como una seta.

Entregarse igual que al gozo, ambos efímeros y danzantes. Quienes mas admiro han aprendido a levantarse, sacudirse viven con la ganancia de la humildad , sin auto importancia con el poder y la fiereza de la verdad desnuda, bella y sublime de la naturaleza.

Ahora cuando veo mierda la observo un buen rato, no huyo, rujo, y si hace falto cago. Me templo y contemplo el mundo de fealdad belleza que coexiste y renazco cada vez más rápido con menos juicio y posicionamiento. Solo es. Solo ser.Me lleva a que todo lo abraza la naturaleza

Sin juicio
Me susurra como
Soltar y vaciar
A caminar sin certezas
En presencia
Abrazando el tiempo circular
Con el pasado en paz
Al mar infinito de posibilidades
A zambullirme en el ser y el no ser

Eso es amor y libertad
Tras el tsunami
es la brújula
es la puerta en la madriguera
es el otro lado del espejo
tu baldosa amarilla
es el sendero entre robles
la luciérnaga lo ilumina.

Jamás podrán arrebatarnos la magia y el misterio, ni la realidad que colindan con la vigilia.
Camina, corre, danza, canta, cocina, siembra, viaja … eres libre porque sabes recrear la danza del universo
Quien cambia preserva el principio de la vida
Elegir experimentar nuevas realidades y líneas de tiempo
Decidir con tus sensaciones entre el campo de posibilidades

La naturaleza se ríe de las leyes de los hombres. Es nuestro palacio del monzón
no tiene certezas, nos invita al paraíso, a viajar al cuartel de invierno como algunas aves

En la naturaleza el tiempo se vive como arte, sin filtro de lo adentro y lo de afuera, como una celebración, un rito. Una contemplación que nos invita a estar encarnados, a ser mater-ria a transitar etapas de alquimia tricolor, a ser reales y auténticos en la experiencia dual, a abrazar la tragedia y la alegría… a la belleza y a lo sublime”

Swaranita

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s