Atención: peligro el sistema del terror

“En un vuelo de regreso desde mi amada Asia observaba los avisos de la pantalla del asiento de pasajero. Veo uno de la aerolínea, me conmuevo profundamente, la foto de un musulmán vestido impecable con el traje catarí, sentado en su plaza de avión con las manos y postura de devoción. El pie de foto dice “ por su seguridad ore sentado en su asiento”. Las empresas y autoridades pidiendo discreción a la libertad de credo y religión? Un toque para la seguridad, la protección, la empatía..?

Al aterrizar teníamos muchas horas de transito en espera hasta el siguiente trayecto, también como el anterior de otras 7 horas de vuelo. Para aligerar ese tiempo, lo dediqué a asearme, tomar algo, moverme paseando y a leer… Ese tiempo que decimos no tener y cuando llega obligado estorba o aburre, lo convertí en fructífero y me permitió de dedicarme a actualizar los miles de whatsapps que tenía abiertos y semi leídos por encima al llegar cada noche al hotel. En el moderno y confortable aeropuerto grandes pantallas en las zonas de descanso ofrecían música, telenovelas, el tiempo y las noticias. Entre las noticias algunas como la del seísmo de Italia y la barbarie de Barcelona del día 17 de agosto de 2017

Sentada, cargaba el móvil, echaba vistazos a la pantalla y reparé unas filas enfrente en una familia musulmana descansando… Que sensación de sin sentido me embargó… Bajando mi vista de la pantalla se encontró con la de una mujer de esa familia, allá donde las palabras no llegan nuestras miradas por unos segundos comprendieron más allá de lo incomprensible.

¿Nos hemos parado en algún momento a ponernos en su lugar…a ampliar la mirada, la escucha, la cultura … más allá de lo que pretenden quienes manejan a los medios y gobiernos, quienes financian y entrenan a los terroristas? Toda una cultura ancestral, un maravilloso legado humano, espiritual y artistico puesta en entredicho por un sector radical, loco e insano? Hemos enfocado el objetivo, la pluma y la voz solo en espacio del victimario.

Pese al cansancio no deseo dormir para ir readaptando el jet lag. Voy leyendo y leyendo los waps que había abierto las noches al llegar a los hoteles. Tomo distancia, con detenimiento… la gran mayoría son sobre el “terrorismo islámico”. Algunos me entristecen inmensamente, porque consiguen lo que pretendía el morbo mediático sembrando y ampliando más ignorancia, enfado, tristeza, dolor, pánico. Separatividad más allá del dolor , rabia, miedo e impotencia ante la perdida violenta, brutal , repentina y sangrienta de tantas personas.

Algunos mensajes son tan reactivos, alarmistas, intolerantes, racistas o desestabilizadores como el fundamentalismo al que temen o denuncian…. Acepto que cada uno llega donde le permite su corazón, su conciencia y su cultura más allá de la cultura oficial. Todos en algún momento nos dejamos arrastrar por los extremos y/o manejar por los medios de comunicación a su vez manipulados por el mismo estamento que maneja todo. Doy fe de ello pues hice periodismo para mediar en conflictos internacionales y trabajé 10 años en la tv antes de descubrir mi vocación terapéutica. Leíamos unos cuadernos-libros que se vendían en el kiosco que se llamaban “política exterior” e hicieron una edición joya sobre el origen de la historia del conflicto palestino israelí y estudiamos política exterior y derecho y economía internacional. Luego comencé a viajar por el mundo, a conocer gente de todo credo, religión, raza , cultura y estrato social… y más adelante descubrí la meta cultura del autoconocimiento y todas las manipulaciones a las que éramos sometidos los medios sin saberlo…y entonces dejé ese mundo. Yo misma me crie en una ciudad donde se convivía con el terrorismo.

Ni todo es terrorismo, ni todo es una conspiración del sistema imperialista. No estamos sólo en manos de la américa sionista e iluminati destinada a instaurar un nuevo orden económico y mundial. No todo está en manos de fundamentalistas islámicos ni de magnates árabes occidentalizando oriente o invadiendo países.

Estoy totalmente en sintonía con lo que muchos seres despiertos advertían en algún wap y medio alternativo. Plena atención a lo que está moviendo con el conflicto del terror y la vulnerabilidad de la seguridad civil. Revisemos la historia y todas las grandes cazas de brujas desde la inquisición, los templarios matando en nombre de la cristiandad, los árabes invadiendo la península, gengis kan, Japon china, el genocicidios armenio, judíos en la IIGM, el de los Balcanes, y en Africa…entre otros países y continentes.

Queremos ser participes del odio a la cultura musulmana? O igualmente a la judía o a la cristiana? Las perdidas de todos los atentados (11S, 11M, 17/8/2017 o sea 22 en bcn…) se han dado, son reales… vidas malogradas, dolor, sangre, familiares, victimas y compatriotas y turistas , “terroristas” abatidos y silenciados todos. La hipótesis de que los autores son otros cobra cada vez más fuerza… como la de las guerras actuales en el resto del planeta…desde que el mundo es mundo…los hilos de la manipulación se mueven desde la sombra.

A primeros de 2017 perduraban 32 conflictos activos activos. La mayoría se concentraban en África (13) y Asia (10), seguidos por Oriente Medio (seis), Europa (tres) y América (uno). Oriente y Occidente? Terrorismo y guerras. Esclavitud. Ciudades financieras y camiones de obreros para construir rascacielos. Esclavitud en la oficina y las construcciones faraónicas actuales. Observo esclavos cada día. Sobrevivir. Todos sobreviven. En el rascacielos altos directivos y empleados y en las ciudades y en las ciudades los empleados en servicios y en el campo la población agrícola y la mano de obra barata.

He visto sobrevivir por las zonas de más alto nivel de las grandes urbes del mundo: workaholics, fashion victims, adictos a las sustancias, al diseño, al lujo, a la estética, a la eterna juventud y extrema delgadez. Hábitos compulsivos, desordenes alimenticios, ansiosos, adoradores del poder del becerro dorado, del papel monetario, en referencia externa para tener identidad, sin vincular, sin silencios, ni ritmo parar detenerse un instante e ir hacia adentro y mirar el terrorífico vacío de no ser nada sino coleccionan dinero, juventud, éxito y experiencias. Los he visto sobreviviendo también en mercados, en tiendas, en barridas, en camiones, en barracones que los llevan a recolectar frutas y verduras o a construir rascacielos de mas de 6 mil millones de cifras…por sueldos ínfimos en condiciones inhumanas e insalubres. En ese estado tampoco se facilita la salud, la correcta nutrición, condiciones de desarraigo traumaticas , difícil librarse de adicciones como el alcohol. En ambos caso están sobreviviendo en busca de hacerse una vida, de dinero . Ninguna facilita la posibilidad de parar y mirar adentro y plantearse ser feliz… Y a la vez entre todo eso muchas personas despiertan y salen de ese sobrevivir para empezar a vivir y existir.

Todos somos supervivientes de la “cultura del bienestar”, “del estado proteccionista”, “de la globalización” … Nos vendemos, entregamos lo único que no se recupera, la valía interior y nuestro tiempo por dinero y falsa seguridad, lo que dicte el mercado financiero y el papá estado… Hacia donde quiere ir encaminado el nuevo orden mundial , adiós al cash, al trueque, al intercambio…todo por tarjeta y transacción para controlar la localización, cada gusto, afición, afiliación, habito de consumo y movimiento de cada habitante.

Mientras escribo esto en las notas del móvil estoy entre personas de todas las culturas, vestimentas, credos, economías, razas y religiones…cruzando maletas, destinos y miradas… A donde deseas mirar tu?. Más allá de todo eso solo somos Uno, Un Mundo, no hay oriente no Occidente, cristianos, musulmanes o judíos… todos están en nuestro ADN. En este microcosmos que es la península donde la herencia andalusí y sefardí dejó una huella …No olvidemos que guerras territoriales y de religión junto con una gran mezcla y riqueza cultural corre por nuestras venas, templos, arte y ciudades.

Todos estamos siendo el objetivo único, el del intento de generar odio, miedo y separatividad. Más allá de gobiernos, naciones, ciudadanos, fuerzas de seguridad y fundamentalistas…hay un estamento manejando a políticos, medios, la economía como a marionetas para intentar arrebatarnos el poder, la soberanía del amor, la confianza en la vida y la conciencia.

Podemos unirnos y elevar la conciencia frente a la ignorancia del terror, el miedo y el poder y la seguridad asentadas en lo externo. Podemos ser victimas manipuladas y controladas como desea el sistema o ser felices, libres y soberanos, con la intuición de otra mirada e inteligencia para no olvidad la historia, no la oficial ni la de las hemerotecas sino la de los ciclos de creación, preservación y destrucción de toda cultura.

El numero como concepto, como forma, no como cifra, también crea realidad y puede ser usado como código de luz o como código de oscuridad. Como hipótesis se dice que los acontecimiento violentos coinciden con fechas que acontecen o suman 6, 11, 13, 18 y 22 como firma de la “oscuridad”. Lo símil atrae a lo símil, a lo que prestamos atención crea realidad y lo amplifica. Fueron unos científicos tras los atentados del 11Sy 11M que observaron potentes variaciones en el campo electromagnético de la tierra y demostraron que este se haya conectado al campo electromagnético del corazón humano… la tristeza de la violencia afectó a la tierra..

Honremos la tristeza y el duelo, con amor un momento de memoria ante lo perdido…pero salgamos pronto de la vibración de enfado, miedo, impotencia y separatividad. No entreguemos nuestro poder al objetivo de desestabilizar al planeta.

No alimentemos la dualidad sino la iluminación de nuestra conciencia y la confianza en nuestro propio poder y seguridad internos. Ese gran corazón que somos es el que expandirá otra realidad.

Como desees vibrar así lo hará el planeta

Como elijas pensar así lo hará el campo mórfico

Como decidas vivir y sentir así lo hará el corazón del núcleo de la tierra”

Swaranita

 

 

Swaranita

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s