Miedo al cambio: el autoboicot

 

“Todos deseamos cambiar, es la esencia de la vida, donde se produce el crecimiento y la evolución, pues en la naturaleza cíclica se completan los procesos. Deseamos comenzar a hacer ejercicio, a aprender un idioma, a hacer una dieta, hacer un viaje lejano, acercarnos a alguien. O deseamos dejar un habito nocivo, o una relación insatisfactoria, o cambiar de sector profesional, o de casa… pero una serie de mecanismos nos lo impiden: los autoboicots que bloquean y crean un candado para evitar el cambio.

El estrés es un programa de supervivencia arcaico que eleva las respuestas de dopamina (automatismos) y de cortisol (miedo) con lo que aplicado a la vida moderna inhabilita la voluntad de cambio. Así hasta que no se instaura el habito y el compromiso de la practica continuada, el cerebro y el sistema nervioso no podrá efectuar el cambio deseado.

Así deseamos algo y dar ese paso conscientemente al cambio a mejor pero surge un mecanismo inconsciente llamado autoboicot que malogra completar el ciclo de una experiencia. El autoboicot son una serie de acciones referidas a ponerse obstáculos a sí mismo que nos impiden cambiar algo a mejor, prosperar, conseguir algo. Por mucho que se anhele conscientemente comenzar con algo el inconsciente boicoteará dar ese paso y sostenerlo.

No se sabe priorizar lo realmente valioso e importante y la persona se deja llevar por lo urgente. Es algo muy sutil, pues se reacciona ante los estímulos externos en vez de dirigir la mirada hacia adentro.

Es un acto tendiente a obstaculizar un logro a través de manipulaciones inconscientes dirigidas a uno mismo. Frases muy propias del autoiboicoteador son el SI PERO y todos sus matices:, “no me compensa”, “no merece”, “no es el momento”, “algo externo me lo impide”, “no estoy preparado”, “no se si es lo que busco”, “no tengo tiempo·, “me va mal”, “ya lo haré”, etc

Está basado en diversos patrones de comportamiento:

  • el miedo al cambio a salir de nuestra zona de confort
  • empezar algo y no acabar de concretarlo, o dejarlo a medias, abandonar mucho antes utilizando excusas sin importancia.
  • temor a la toma de decisiones.
  • Posponer hasta el último momento
  • La carencia, personas que se infravaloran y como reflejo subestiman los recursos que habrían de invertir para dar ese cambio.
  • el control ,situarnos sólo donde nos sentimos cómodos
  • El perfeccionismo, se quiere hacer todo perfecto, por lo que no se hace o no se completa esa acción
  • La baja autoestima y los pensamientos negativos de poca autovalía, la desmotivación personal
  • La rigidez mental e inflexibilidad llena de excusas y disculpas para evitar adaptarse al cambio.
  • La comparación constante con los demás.

Se suele dar en

  • Adictos al trabajo o a las tareas y organización familiar que tienen excesiva dependencia al mismo.  Por ejemplo, ponen de excusa el trabajo para no salir, o se embarcan en más actividades laborales, o evitan las relaciones sociales o con compañeros de trabajo, o no paran a la hora de la comida, o realizan más tareas formativas, o su jornada laboral se alarga más de lo debido. Por ello, tienden a reducir su círculo social.
  • Suelen tener algunos prejuicios sobre lo que no entre en su sistema de creencias limitantes
  • Personas muy perfeccionistas que poseen un ideal que no existe”

Swaranita

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s