Primavera renovación vs conservación

La primavera es la estación del comienzo, de la creación, de generar cambios. El ego tiene miedo a los cambios, funciona en piloto automático por ello tendemos a repetir el pasado en el presente . Ese yo conservación que se repite nos impide conocernos a nosotros mismos. Al traer conciencia nos descubrimos y nos abrimos a que la vida es renovación constante. Este es un tiempo especial para abrirse a lo nuevo, la estación para limpiar el pasado del cual al aceptarlo, darlo función y desapegarnos con gratitud podemos crear un nuevo futuro, avanzar, crece y florecer a nuestros potenciales.

springyoga copia.jpg

RENOVACIÓN PRIMAVERAL

La primavera es época de renacer y renovarse. La naturaleza nos lo muestra en todo su esplendor; ella misma despierta del letargo invernal. En nosotros también ocurre el cambio, nuestro cuerpo despierta a la luz del sol después del largo invierno. Es la estación de echar una ojeada a nuestra vida y hacer nuevos planes, una oportunidad para un nuevo comienzos y contemplar que objetivos queremos definir y alcanzar.

Necesitamos movimiento para sacudir el letargo invernal. Una alimentación más fresca y ligera, el aire libre, la meditación, el contacto con la naturaleza y el yoga nos ayudaran en esta transición entre estaciones si adecuamos nuestra práctica a las necesidades que requiere nuestro cuerpo-mente-emoción. Experimentaremos con alimentos, actividades y asanas que estimulen y generen calor y vitalidad y nos ayuden a eliminar toxinas y activar el elemento fuego, relacionado con el plexo solar y la digestión y combustión de los alimentos.

El elemento madera (hígado, vesícula) gobierna nuestra parte emocional e intuitiva, las personas con desequilibro de “el elemento madera” suelen sentir que han perdido el control de sus vidas. Las personas con el elemento madera equilibrado no tienen problemas en adaptarse a las situaciones cambiantes que les depara la vida.

Que lo deteriora?:
Una dieta inapropiada El consumo constante y reiterado de alientos pesados, ricos en grasa e indigestos, así como el consumo excesivo de alcohol; el hígado se inflama y deteriora impidiendo el flujo regular de la energía.

El Estrés: afecta a nuestra musculatura, los músculos se tensan el cuerpo se curva, el ritmo respiratorio se ve afectado estancando el qi o la energía

La Rabia, el resentimiento, la frustración

Una buen cambio es hacer una dieta depurativa, tomar alimentos verdes para asimilar la clorofila, nutrirte con tu propia energía vital estirar los músculos, tendones y ligamentos. También es recomendable transformar el estres, hacer hacer más ejercicio como (correr, bailar o nadar) , se incrementará la fortaleza y se favorece el mantenimiento energético durante estos meses que representan el crecimiento y la renovación;

PRIMAVERA: RENOVACIÓN, PONERSE EN MOVIMIENTO

Cada estación del año tiene unos bioritmo en base al movimiento energético que se produce dentro de la naturaleza. Este se relaciona con el bioritmo del individuo, lo que nos lleva a modificar, a cambiar la metodología en el trabajo del Yoga a lo largo del año según cada estación. Ya que cada estación tiene unas características específicas. Las prácticas de las āsanas en primavera se deben hacer mirando al Este (sol naciente). La energía circula a través de la musculatura. Son los músculos aquellas partes donde se concentran los mecanismos de combustión energética. Por tanto se deben poner atención a la musculatura dinámica (ejercicios de movimiento). Se necesita sudar en la primavera.

Desde el punto de vista fisiológico el hígado necesita de altas temperaturas para funcionar correctamente. Es el único órgano de nuestro cuerpo que está siempre sometido a unas temperaturas del orden de 39o a 40o centígrados. Es precisamente a partir de esta temperatura cuando aparecen los efectos depurativos y es entonces cuando empezamos a limpiar. Subir la temperatura es la mejor forma que tiene el hígado de transformar todas las patologías virales. Aunque muchas veces no se pueden llegar a esas temperaturas porque existe un desequilibrio entre la musculatura, el sistema articular, nutricional y sobrecargas hepáticas.Por eso el yoga primaveral es fundamentalmente depurativo. la práctica de yoga en este sentido se vuelve más vigorosa, de apertura, expansión y estimulación. Las posturas nos ayudan a desintoxicar, a aumentar el fuego interior y la energía y a eliminar los excesos de esta época. Las asanas para la primavera deben fortalecer las piernas y la pelvis, donde se acumulan líquidos y grasa, también deben estimular el plexo solar, donde está nuestro fuego interior que nos ayuda a digerir y a fortalecer nuestra voluntad, así como posturas que nos den apertura y vigor.

ELEMENTO MADERA: HIGADO Y VESICULA

En la medicina china de los Cinco Elementos, la primavera está relacionada con el elemento madera, en el cual gobiernan la vesícula biliar y el hígado. El elemento madera (árboles, las raíces, el tronco, las ramas de los árboles y las plantas) tiene su holograma en el humano (las plantas de los pies , la espina dorsal, las extremidades y las articulaciones) El desarrollo de la estructura de las raíces, así como su temprana nutrición a través del sol, el aire, agua, y la tierra, proveen la fuerza y el crecimiento al organismo.

La naturaleza de la primavera y el elemento madera se describe como el comienzo o el crecimiento. En términos mentales, esto se corresponde al concepto de la “idea”. El elemento madera crea nuestra claridad mental y nuestra habilidad para focalizarnos, planificar y tomar decisiones. Un desequilibrio en este elemento se puede manifestar defecto a través de una disminución en la capacidad de planificar, valorar, organizar y tomar decisiones. O por el contrario si la madera extremada se traducirá en excesiva actividad mental, dificultad para relajarse , dolores de cabeza tensión en la nuca y en la espalda.

En la parte física un desequilibrio en la madera puede conllevar a problemas de la columna vertebral, pobre flexibilidad o un débil enraizamiento del individuo. El elemento madera tiene entre sus cualidades el crecimiento, la flexibilidad, el impulso vital, el movimiento libre, y también la particularidad de ser fácilmente “inflamable”. La emoción relacionada con la madera es la rabia y el sonido de “gritar”. Si sientes esta emoción, lo mejor es buscar una forma sana de expresarla. La rabia reprimida puede lesionar al hígado y a la vesícula biliar. En general, un balance de la energía te permite experimentar y expresar todas las emociones. El prolongarse en una emoción de cualquier tipo puede llevar a la enfermedad. Si el elemento madera está debilitad podemos tener síntomas como nódulos en el pecho las mujeres, poca resistencia a las enfermedades, sensibilidad alérgica, sinusitis o problemas de irritación de la piel, ojos lagrimosos y alergia primaveral. Los problemas de los ojos, visión, o del mecanismo de las lágrimas son frecuentemente relacionados con un desequilibrio de la madera.

Las uñas, especialmente, las de los pies, son un indicador de la salud del hígado y el elemento madera. Ya que cada elemento tiene, además de su sentido del órgano, un “indicador” específico, y se pueden estudiar ambos para tener una idea de la salud/equilibrio de ese elemento.

Los órganos relacionados con la primavera y con el elemento madera son el hígado y la vesícula biliar . Ambos necesitan espacio, libertad y por tanto cualquier tipo de estancamiento, obstrucción, bloqueo o represión tanto física, como emocional o mental impedirá el libre flujo de la energía en ellos y provocará las emociones asociadas a los mismos que son rabia, enfado, agresividad… que aun bloquearan mas la energía del hígado, generando un círculo vicioso de destrucción.

DESPERTAR A LA ACCIÓN, OBJETIVOS Y CONSECUCIÓN

En el Tao “La madera es la expresión de la felicidad, del movimiento, en concreto del movimiento libre, del impulso, del instinto… es un estado de eterna primavera, de fluidez constante, un puro hacer lo que quiero hacer… La madera es acción y libertad, y se mueve por impulso hacia aquello que le atrae.”

Por ello para desbloquear la energía del elemento madera es importante crear, expresarse, fluir, gozar, pintar, bailar, pasear, etc. La primavera es un buen momento para iniciar cosas, planes, proyectos. Y como la energía de la primavera: es una energía de florecimiento y expansión, punto de partida a partir del cual la energía empieza a desplegarse y a ascender. Es el mejor momento para atreverte a soñar, y para desarrollar proyectos que se han podido quedar aparcados, sobre todo en el invierno en donde la energía nos lleva más al recogimiento.

Por lo tanto, debemos aprovechar la fuerza de la primavera, el caudal de vida y energía que emerge en esta época para ‘florecer’ como personas: para crear, desarrollar. Y es que la primavera es la pasión del descubrimiento, la necesidad de explorar nuevas facetas que enriquezcan nuestra vida.

Además en esta época contamos con un gran aliado, el Hun, o alma del hígado, que es el encargado de generar proyectos, de la imaginación, del inconsciente, de los sueños y deseos y la vesícula se encarga de ejecutarlos. Son la fuerza creadora y resolutiva, una elabora estrategias y otra el impulso para emprender una acción. Transformar los problemas en retos y convertir el presente en un acto de creatividad constante. La autoconciencia y autoexpresión.

Feliz primavera¡
Ana Swaran

Anuncios