La terapia que funciona

Life in extreme conditions

“A veces las personas en búsqueda se apegan al resultado de una técnica o maestro, como una pastilla mágica, cuando el mago es uno mismo. La llave del candado al cambio la tiene uno mismo. Muy en el fondo hay una lucidez que trae discernimiento a lo que realmente sucede. A veces queda velada por el miedo, la culpa, la vergüenza … No aceptar lo oculto y el misterio insondable que es cada ser humano es no amarse aceptarse a uno mismo.

Se puede asistir por décadas y practicar en cientos de cursos, talleres, terapias. Explorar diferentes terapeutas, o técnicas variopintas , inútiles y poco duraderas. Se descubre que sucede, pero desde lo cognitivo conductual nada cambia. Si no se va al núcleo de la herida profunda, a la inscrita en el cuerpo y la energía del mismo,  si no se mira cara a cara. Se la siente, se acepta, se transforma y se integra, aprendiendo a vivir con ella y ampliando la perspectiva en el campo de acción y de pensamiento.

Se auto boicotea el propio cambio poniendo el poder fuera…en miles de técnicas , maestros, terapeutas, frases hechas e ideas de otros…  Algo se estanca, se fragmenta, y la propia esencia se marchita. Crecer, “mejorar” se convierte en una huida de uno mismo, en una obsesión egoica  en vez de Ser y volver al aquí y ahora a la realidad, a la vida, a la totalidad. Centrarse en sanar es anclarse al pasado, es olvidarse de vivir, de agradecer, de sentirse a uno mismo sea lo que sea que acontezca.

Somos como árboles y si no se han ido desbrozado las rama y hojas no llegamos a los entramados de memorias traumáticas, las raíces mas profundas y la curación no es duradera.

Sanar, curar, reparar, mejorar… hace milenios pertenecía al ámbito de ayuda de seres muy ilustrados, doctos, instruidos en una basta cultura y llenos de seguridad, libertad, amor y sabiduría. Ahora en gran porcentaje nuestro bienestar se pone en manos de gurús mediáticos, de expertos en marketing, o de personas que siguen corrientes fanáticas o métodos que por ignorancia desatienden la unidad indivisible entre ciencia y espíritu.

Dentro de las personas que si deciden ir a terapia y anhelan mejorar también hay mucho auto boicot y miedo al cambio. Aún con un gran profesional si el cliente no toma la determinación y responsabilidad real de cambiar, sin su auto compromiso, no hay flujo ni movimiento en su vida y como reflejo tampoco avanza en el proceso terapéutico.

Una persona con muchos entramados traumáticos, aunque los desconozca, percibe desde la herida , desde los tres únicos tramos de salida por los que transcurren las memorias trauma: el ataque, la huida o la parálisis . Desde esos resortes nada cambia porque la disociación forma del mecanismo de supervivencia del ego para sobrevivir y si se sobrepasas para evitar acceder al ser.

Un trauma, herida, conflicto no resuelto se re actúa una y otra vez. Se conozca o no, la persona tiene las respuestas pero no responde a las soluciones. Lo inconcluso se presenta porque la biología busca la eficiencia, la naturaleza esta resolviendo desequilibrios a cada instante.

El cerebro y ciertas áreas del mismo toman el mando , lo no sanado toma el control , la vida, las necesidades , las relaciones se enfocan desde en ese campo mórfico, informativo de lo no resuelto, de lo inconcluso.

La búsqueda de resultados tangibles y duraderos con una terapia o terapeuta es malograda cuando el cliente no permanece  el tiempo suficiente, no habita la paciencia y profundidad de ser sostenido en el proceso de cambio.

En cuanto se acerca al impulso de vida que lo sacará adelante evita afrontar lo que aparezca y vuelve a detener el proceso de reparación y seguirá dando tumbos de técnica a técnica solo sea un escape y evitación de lo que va descubriendo. Mientras así sea no va a aceptarse,  amarse y ser uno mismo.

Tener autoestima es ser coherente y autentico, es ser uno mismo y amarse, respetase en todas sus “imperfectas perfecciones”. Cada uno hemos venido a aportar nuestra esencia.  Arriesgarse a vivir desde la intrínseca naturaleza única de cada ser permiten completar el fractal universal.

Mas allá de trascender el miedo y las creencias erróneas de vergüenza a cerca de  ir a terapia,está la negación de los aspectos sombríos de uno mismo.

El compromiso y la responsabilidad es el de la honestidad con uno mismo. Ir retirando capas del ego para acceder a la propia esencia. El atravesar los procesos con sincero amor y aceptación de uno mismo. Sin engañar-se ni mentir-se. Poner el foco y el zoom en todos sus matices, del más sombrío e imperfecto al mas luminoso y de dones.

Sanar es un continuo re-conocernos, es ese equilibrio de estar en tu esencia y autenticidad. El Yo Soy,  natural, entre el ser y no ser, entre la acción y el campo infinito de posibilidades.

No se toma el poder interior ni se acepta que la vida es cambio. Mejorar es arriesgarse a salir de la zona de confort y del beneficio secundario del síntoma. Ese estado buscado también desaparecerá  si se apega al resultado y a su permanencia…si se evita el riesgo de vivir porque la danza alquímica del universo disuelve y coagula, expande y contrae, inspira y expira… morir y nacer a cada anochecer y amanecer, a cada estación, a cada instante.

Las técnicas y facilitadores que funcionan son las que despiertan y nos asientan en el ser, y no otorgan el poder al terapeuta o a la metodología. Descansan en despertar los propios recursos y capacidades de la persona. La muestran el dolor de permanecer en las emociones de supervivencia de miedo-huida, rabia-ataque . Estas impiden hacer las conexiones porque la energía no esta presente en su cuerpo, se cristaliza y queda enfocada en lo que esta mal, todo es una amenaza y nada cambia…y se bloquea el campo cuántico, infinitas posibilidades .

Se sana uno cuando toma responsabilidad de sus creaciones. Cuando no se vuela al resorte de lo que estuvo inconcluso en el pasado. Se integra la herida y se amplía el observador que ya no reacciona desde ella. Se es coherente e íntegro entre pensar, sentir, hacer. Se alinea la triada psique-biología- energía.

Se repara cada vez que toma cuenta de que cada momento esta vivo, es único y presente…y uno es y ya no es, en esa danza de expansión y contracción que es el universo”                    Swaranita

 

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s