Ostara la diosa del equinocio de primavera

OSTARA LA DIOSA DEL EQUINOCIO DE PRIMAVERA

En el hemisferio norte el equinoccio de primavera se produce a mediados de Marzo, los días y las noches tienen la misma duración y el invierno queda atrás, los druidas con sus conocimientos astrológicos sabían exactamente cuando se producían los equinoccios y los solsticios, a pesar de tener una cosmovisión netamente lunar, el sol así mismo completa el ciclo de equilibrio del druidismo. La primavera ha dejado atrás las nieves y los animales empiezan a despertar de la hibernación, en realidad la tierra renace y los árboles se recubren de hojas y flores, la festividad de Ostara es el principio de la época activa para los celtas. La celebración es grande, bailes y grandes banquetes son abundantes, llena de algarabía y festividad, bailes y cantos.
Ostara celebra el equinoccio de primavera, cuando los días y las noches son igual de largos. Es, por tanto, un tiempo de equilibrio y cambio hacia la abundancia y exteriorización. Las fuerzas masculinas y femeninas de la naturaleza están igualadas, es una fiesta de fertilidad, amor y equilibrio. La Diosa, busca la energía alegre y amorosa del Dios verde de los bosques, en unión de la energía dulce del agua y la pasional del fuego. Ostara, como diosa de la fertilidad asociada al comienzo de la primavera, es una diosa del “amanecer” o del “despertar” de las fuerzas germinativas.

La diosa sajona Eastre u Ostara, diosa de la primavera, cuyo nombre ha sobrevivido en la palabra inglesa Easter (Pascua) y en la alemana Ostern (Pascua), es también idéntica; ella era considerada como la diosa de la Tierra, o más bien de la resurrección de la naturaleza tras su prolongada muerte durante el invierno. Ostara representa la época de restauración y renacimiento pues la vida despierta con la primavera. Además otras deidades veneradas en estas fechas son el grupo de deidades de fertilidad, entre las que están Frigg y Freya, pero principalmente se rinde culto a la divinidad Ostara o Eostre, de donde procede el nombre de la festividad.

“Ostern” era el festival del matrimonio del Dios Sol con la Diosa Tierra, concibiendo a Ostara como una representación de las fuerzas femeninas generadoras. El festival de Ostara es caracterizado como la reunión de la Diosa con su consorte quien pasó los meses del invierno en la muerte. Ella cubre la tierra de fertilidad y él ha crecido hasta la madurez, y ambos, que ahora reinan juntos porque días y noches tienen la misma duración, incitan a plantas y animales a reproducirse.

El Dios surgido de la tierra, fecunda a la Diosa que volverá a parir nueve meses después, en el próximo Solsticio de Invierno. El símbolo de la fecundidad lo trae el conejo o liebre de Ostara (Osterhase, Easter Bunny), que en muchos países europeos trae huevos coloreados como emblema de la nueva vida, la vida que renace de las cenizas de la tierra invernal (la Cuaresma cristiana). El renacimiento primaveral se simboliza con el huevo, por eso en esta festividad, los huevos se decoran y se usan como adorno en el altar en honor a los dioses, así como talismanes portadores de fertilidad.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s